La Cooperativa Cristal Avellaneda, una comunidad y un rumbo

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Los trabajadores de la empresa Cristalux vivieron un momento tenso y desconsolador cuando se les informó lo peor: la fábrica quebró. La desolación invadió por unos minutos a los trabajadores, hasta que alzó una voz que pregonaba: “¡Debemos permanecer unidos!, tenemos que luchar por recuperar la fábrica, nuestra fuente de trabajo”.

El responsable del mensaje fue Carlos, uno de los empleados más antiguos de Cristalux. La mayoría de los trabajadores, aunque con timidez, apoyaron la iniciativa; sin saber que La Cooperativa Cristal Avellaneda había nacido de ese impulso grupal que acomplejó solidaridad y compromiso.

Mediante el apoyo del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, la cooperativa tuvo el respaldo económico para sustentar la producción. Los organizados refaccionaron un horno de 32 toneladas, esencial para las tareas industriales y también invirtieron en moldería para fabricar platos hondos, platos de postre y compoteras.

Así, recuperaron la línea de producción Durax, reconocida por su resistencia y durabilidad, como también incorporara nuevos trabajos productivos.

El emprendimiento crece en oportunidades y generación de trabajo, de la mano de la economía social, llegando a los 180 trabajadores. Sus miembros pretender crecer y por esta razón invertirán en la construcción de un nuevo horno de 65 toneladas. El mismo les permitirá triplicar la producción e incrementar la variedad en la línea de artículos y exportar.

Su progreso no solo se demuestra en los números. Gracias al programa FinEs, 25 de los trabajadores finalizó el colegio secundario, mientras otro grupo se está especializando en idioma portugués ya que aspiran a realizar exportaciones a Brasil.

Todos estos resultados son responsabilidad absoluta de los trabajadores de la Cooperativa Cristal Avellaneda. Pero es una filosofía de acción de parte del Ministerio de Desarrollo Social la que genera que, la Cooperativa Cristal Avellaneda sea un ejemplo entre tantos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Ariel Sujarchuk. Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a La Cooperativa Cristal Avellaneda, una comunidad y un rumbo

  1. Alejandra Salesia dijo:

    Bien por esos trabajadores que le ponen amor y no dejan nunca de trabajar para poder sacar a flote todo eso que ellos construyeron. Asi como los compañeros de FaSinPat, los de Alé Alé… Son un ejemplo.

  2. Es una nueva gran iniciativa que pone en valor el trabajo de cientos de argentinos.

  3. Ruben dijo:

    Qué hermosa historia, y qué bueno que desde el Estado Nacional se les brinde respuestas a estos trabajadores. ¡Felicitaciones, y gracias!

  4. La industria crece gracias al impulso que da siempre nuestro Ministerio de Desarrollo, y estos trabajadores supieron aprovechar estas herramientas del Estado para salir adelante y hacer crecer su proyecto y su producción.

    Un linda historia!

  5. Facundo Mora dijo:

    Qué bueno que los empleados hayan contado con la ayuda del Ministerio para recuperar su lugar de trabajo. Felicitaciones!!!

  6. Pato Chustin dijo:

    Un ejemplo para todos! de trabajo, de esfuerzo y voluntad! Bien por nuestros emprendedores!!!!!

  7. Pingback: La Economía Social argentina llegó hasta el Vaticano | Ariel Sujarchuk

  8. Pingback: Metal Noa, la cooperativa que camina | Ariel Sujarchuk

  9. Pingback: Se lanzó la Diplomatura en Operador Socioeducativo en Economía Social y Solidaria | Ariel Sujarchuk

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s